Cómo llevar a cabo tus trámites energéticos cuando te mudas a tu nuevo hogar

EN ESTA NOTICIA TE CONTAMOS COMO LLEVAR A CABO TUS TRÁMITES ENERGÉTICOS CUANDO TE MUDAS , ASÍ COMO TE ENSEÑAMOS CÓMO GESTIONARLOS. ¡ES MUY SENCILLO!

Las mudanzas tienden a ser agobiantes, más que nada por las muchas gestiones que hay que hacer antes. Por esto, es preciso organizarse con tiempo y no dejarlo todo para el último minuto; así mismo vas a evitar inconvenientes y en consecuencia el cambio de casa irá como la seda.

Una de las gestiones más destacables que tienen que hacerse cuanto antes son los trámites relacionados con la energía, dado que de eso es dependiente que consigas tener electricidad y gas en tu nuevo lugar de vida. Todos ellos se tienen que gestionar con antelación antes de que se genere la mudanza, puesto que el tiempo de administración de todos ellos puede permanecer entre una y dos semanas. Pero, ¿por dónde comenzar? ¡No te preocupes! Aquí, te enseñamos todo lo necesario.

¿Qué sucede si ya tengo luz y gas en el hogar?

Cuándo te mudas a un nuevo domicilio, puedes encontrarte con dos situaciones: que poseas o no los recursos activados. Lo verdaderamente recurrente es que lo estén; en esos casos tendrías que llevar a cabo un cambio de titular eléctrico y de gas; o sea, un desarrollo por el cual el compromiso de los recursos pasa del obsoleto al nuevo dueño.

Desde luego, tanto el cambio de titular del gas natural como el de la electricidad es un proceso gratis y se va a poder llevar a cabo las ocasiones que en verdad le hagan falta, tantas ocasiones como te mudes. En todo caso, no va a ser primordial llevar a cabo el cambio de titular de la luz y el gas si tu estancia es por alquiler y será inferior a tres meses; en esos casos, comúnmente es el dueño quien mantiene la titularidad.

Además, es recurrente que cuando se haya hecho el cambio de nombre se solicite una nueva cuota eléctrica en el caso de que la que tuviera contratada el anterior dueño no se ajuste a tus pretensiones, tanto para la luz como el gas.

Algunas veces necesita que haya un cambio de comercializadora. En esos casos, lo que habría que llevar a cabo es que una vez se haya hecho efectivo el cambio de titular, el usuario se debe poner en contacto con asistencia al cliente de la empresa con la que desee hacer la administración.

¿Y qué sucede si no tengo suministro eléctrico ni de gas?

Puede suceder que a la vivienda donde nos mudamos, no cuente con el abastecimiento de energía dada de alta. Esto tiende a suceder en las casas de novedosa creación o en aquellas en las que se dio de baja el servicio porque iban a estar un largo tiempo sin estar ocupadas. En los dos casos es preciso solicitar el alta de la electricidad y del gas, un desarrollo que implica la visita de un técnico autorizado para llevar a cabo la acometida de los abastecimientos. Una vez hecho esto, el usuario solo va a tener que esperar unos siete días hábiles para empezar a gozar del suministro.

Entre las exigencias que conlleva esta administración está el pago de las tasas a la distribuidora y la estipulación laboral de una cuota de electricidad y/o de gas. Esto es considerable debido a que es imposible tener dado de alta el suministro si no hay una cuota contratada; así sucede porque el cliente, aunque no realice consumo alguno de energía, debe realizar los pagos solo por tener dado de alta el suministro.

Cada cuota se constituye de dos términos:

  • El variable: que es dependiente de la cantidad que consumamos
  • El fijo: que siempre es el mismo y que es dependiente de la capacidad o peaje de ingreso.

Esto último es lo que el cliente va a tener que realizar los pagos todos los meses, de esto viene que sea primordial estar suscrito a una cuota para tener electricidad o gas de hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button
Abrir chat
Mudanzas Gilmer
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?